Es sin duda una de las preguntas que escuchamos con más frecuencia por parte de los padres en nuestras consultas.

Parece tan inevitable como erróneo relacionar ortodoncia con adolescencia o con dentición temporal. Existen padres que piensan que lo mejor es llevar a sus hijos al ortodoncista cuando salen todos los dientes permanentes, sobre los 12-13 años. Por suerte, con más frecuencia, observamos una prevención más precoz en la evaluación de las maloclusiones.

La edad ideal para tratar las maloclusiones varía en función del tipo o de la gravedad de la misma, aunque lo más acertado sería conseguir desde edades tempranas que dichas maloclusiones no lleguen a producirse mediante un tratamiento interceptivo, antes de que finalice el crecimiento de los maxilares.

¿Cuál es la edad recomendada?

La Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO) recomienda la edad de 6 años para  la primera visita al ortodoncista, coincidiendo con la erupción de los primeros dientes permanentes (primeros molares) y con el comienzo de la dentición mixta (dientes de leche y permanentes en la boca).

Por tanto, lo ideal es realizar una primera visita al ortodoncista a los 6 años para evaluar maloclusiones y para solucionar problemas en la formación de los huesos (maxilar  y mandíbula).

También nos resulta una buena edad para eliminar hábitos nocivos como el uso prolongado del chupete, biberón, succión del pulgar, etc., que impedirán una correcta formación de los huesos de la boca y de la cara, así como una buena masticación y fonación.

En definitiva, será el especialista en ortodoncia quien determine las pautas de tratamiento a seguir con cada niño en particular.

Recommended Posts

Queremos escuchar tu opinión