Hoy en día el blanqueamiento dental se ha convertido en un tratamiento en auge. Recurren a este tratamiento dental cada ves más personas que saben que una sonrisa sana y bonita es tan importante para sentirte bien física y mentalmente como un cuerpo saludable.

¿Por qué decimos mentalmente? Una boca sana y bonita mejora el estado de ánimo y aumenta la autoestima, si no, puedes ver cómo hay gente que se tapa la boca al hablar e incluso le cuesta entablar conversaciones con personas que no conocen. Por eso, al igual que cuando cuidas tu cuerpo y haces ejercicio que liberas hormonas (endorfina, serotonina…) que aumentan la autoestima, una boca sana y bonita también aumenta la confianza y seguridad en uno mismo.

Hoy en día existen diversos tratamientos dentales que ayudan a mejorar tu sonrisa, por eso, nos preguntamos… ¿por qué no llevar una sonrisa alienada y blanca ya?

La estética dental ha evolucionado mucho en poco tiempo, así ya no tienes que preocuparte por los llamativos brackets, existen otros métodos como Invisalign (ortodoncia invisible) o la ortodoncia lingual, pero de esto hablaremos en otro post.

Hoy hablamos de otro tratamiento estético dental, el blanqueamiento dental. En este post queremos mostrarte que tener unos dientes blancos es posible, despejar todas las dudas sobre este tratamiento, cuáles son sus ventajas y algunos consejos para hacer que el blanqueamiento dental sea más duradero.

 

 ¿En qué consiste el blanqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento estético, se realiza para lograr bajar el tono de nuestras piezas dentales, dejándolas más blancas y brillantes.

Es un tratamiento que debe ser realizado por el  dentista, seguro que has visto férulas que blanquean dientes a un precio irrisorio en grandes plataformas de venta online, hay que decir que los resultados de estas férulas (que a veces no cuestan más de 15 euros) son a corto plazo y no te ofrecen la seguridad de que no dañen el esmalte de tus dientes. Por eso desde Muelle 3 aconsejamos siempre visitar tu clínica dental y conocer las distintas posibilidades que tiene este tratamiento.

El blanqueamiento dental, nos permite eliminar la mayoría de las manchas producidas por medicamentos como las tetraciclinas o bien por excesos como puede ser el té, café y otras infusiones, cigarrillos y vino tinto, entre otras sustancias y alimentos. Sin embargo, no todas las manchas u oscurecimientos dentales son eliminables o mejorables a través de este tratamiento. El odontólogo es el que decide que es lo más conveniente para cada uno de nosotros.

 

¿Cómo se realiza el blanqueamiento dental y cuánto dura?

En nuestra consulta trabajamos con lo más innovador en blanqueamientos dentales. Dura unos 45 minutos aproximadamente y puedes bajar hasta 8 tonos (dependiendo de cada paciente) el color de tus dientes, es indoloro y ves lo resultados en poco tiempo. A diferencia de otros, nosotros utilizamos una luz blanca (LED) para acelerar el blanqueamiento y tener mejores resultados.

Su realización, se inicia unos días antes con una limpieza bucal adecuada. Transcurridos esos días ¡comenzaremos con el blanqueamiento!

Colocaremos un abre-boca, de esa manera será más fácil para el paciente y también para  el profesional. En la encía pondremos un protector de color azul o blanco, para proteger el tejido blando, una vez que se ha protegido la zona de alrededor del esmalte, se aplica el gel de blanqueamiento dental sobre la cara externa de los dientes y cuyo principal componente es el peróxido. Finalmente el último paso de este proceso es la aplicación de luz LED durante 15 minutos, hasta en tres ocasiones.

Como veis estamos ante una intervención sencilla e indolora, sin embargo puede ocurrir que el paciente tenga algo de sensibilidad dental durante los días posteriores. Además hay que decir que si deseamos obtener unos mejores resultados a nivel estético es conveniente continuar con el tratamiento desde casa y  mediante unas férulas personalizadas que contienen el peróxido y proporcionas por la clínica, (no confundir estás con las que recibes en casa por 15 €)

 

Consejos post-blanqueamientos:

Los consejos que os voy a dar son para las próximas 72 horas después del tratamiento. Hay  que evitar comer alimentos ácidos o cítricos (limón, tomate, naranja, café, espinacas, guisos, vinagre, soja…) que nos pueden dar sensibilidad y que nos puedan manchar los dientes durante ese tiempo.

No tomar bebidas muy calientes ni muy frías, durante 48 horas, solo líquidos en temperatura ambiente.

En resumen, EVITAR, alimentos y bebidas que manchen los dientes y hacer caso a las pautas que os daremos en clínica.

Recommended Posts

Queremos escuchar tu opinión